Perros de guerra online dating

02-Mar-2020 05:22

es realizado trimestralmente desde el año 2001 para analizar el comportamiento de los ciudadanos españoles mayores de catorce años en materia de lectura y otros hábitos culturales.

Los resultados anuales se obtienen a partir de una muestra de 16.000 individuos (4.000 correspondientes a la población general mayor de 14 años y 12.000 pertenecientes al universo de lectores).

Además, ha aumentado el porcentaje de lectores frecuentes que dedica más de 6 horas semanales a la lectura.

El 38,7% de los lectores lee entre dos y cuatro libros al año, mientras que el segundo segmento más importante (el 25,9%) lee entre 5 y 8 libros, originando una media para el tercer trimestre del 2005 de 7,5 libros por persona y año.

1.- Creen un eslogan para fomentar la lectura en España.

Tengan en cuenta los datos publicados con anterioridad.

De ellos, el 41,9% visita las bibliotecas al menos una vez a la semana.

El uso de las bibliotecas ha descendido ligeramente y el porcentaje de población lectora que ha acudido a las bibliotecas públicas alcanza el 27%, lo que representa un 14,3% de la población general.

La novela y el cuento siguen siendo los géneros preferidos, mientras que la temática de la obra, el consejo de amigos y el autor son, por este orden, las principales influencias a la hora de comprar un libro.

La principal razón para abrir un libro es el entreteni-miento que genera su lectura, muy por delante de la mejora del nivel cultural, los estudios, el trabajo o la consulta.

Según la Federación del Gremio de Editores de España: “Los datos sobre hábitos de lectura de libros en España en el año 2004 han roto el tradicional empate entre lectores y no lectores, gracias al incremento de los lectores frecuentes: cuatro de cada diez españoles mayores de 14 años (39,6%) leyeron libros diaria o semanalmente durante el pasado año.

A pesar de la tendencia al alza, España sigue siendo uno de los países de Europa con menores índices de lectura, muy lejos todavía de las cifras de los países escandinavos, que se mantienen a la cabeza”.

El uso de las bibliotecas ha descendido ligeramente y el porcentaje de población lectora que ha acudido a las bibliotecas públicas alcanza el 27%, lo que representa un 14,3% de la población general.La novela y el cuento siguen siendo los géneros preferidos, mientras que la temática de la obra, el consejo de amigos y el autor son, por este orden, las principales influencias a la hora de comprar un libro.La principal razón para abrir un libro es el entreteni-miento que genera su lectura, muy por delante de la mejora del nivel cultural, los estudios, el trabajo o la consulta.Según la Federación del Gremio de Editores de España: “Los datos sobre hábitos de lectura de libros en España en el año 2004 han roto el tradicional empate entre lectores y no lectores, gracias al incremento de los lectores frecuentes: cuatro de cada diez españoles mayores de 14 años (39,6%) leyeron libros diaria o semanalmente durante el pasado año.A pesar de la tendencia al alza, España sigue siendo uno de los países de Europa con menores índices de lectura, muy lejos todavía de las cifras de los países escandinavos, que se mantienen a la cabeza”.La librería se mantiene como el lugar más habitual para la compra de libros, si bien el número de obras adquiridas en los quioscos casi se ha triplicado respecto a las cifras de 2003.